la batalla de la nostalgia

Anoche, en la rutina de desempolvar cuanto recuerdo guardado redescubre la cuarentena, en vano me desesperé tratando de hacer andar la videocasetera para escuchar esa canción-intro que sonaba con la leyenda “Gativideo”. Cuando estaba por tirar todo a la basura me cayó un mensajito de Maca: me dijo que se cansó de Tik Tok y que prendió la radio. Sintonizamos su reflexión sobre la pandemia, entre sesiones de Zoom y el deseo de acariciar formas más analógicas de estar conectadxs.

sin mercado en un mercado

El 15 de marzo Mantera Galería participó de la mesa “MIDA: Proximidades y apartamientos en relación con el supuesto del «mercado inexistente del arte»”, en el marco de la programación del Auditorio de la III Microferia de arte Rosario. boba se enamoró del proyecto: un hermoso experimento en el que confluyen trabajo, horizontalidad, desprejuicio, contradicciones y amor al arte, ubicado en La Banda, Santiago del Estero. Acá, el texto de su presentación.

te lucho con poesía

El #8M recorre el mundo y ahí vamos. Siguiendo la estela del paro más grande del mundo decidimos contactarnos con amigues viajeres, residentes y habitantes en distintas latitudes para hacer públicas sus experiencias. Melisa participa de la mesa abierta de Poesía y Feminismo en Bahía Blanca. Durante el 8M se fundió con la marea de mujeres, llevando como estandarte papelitos con poemas.

un feminismo donde entren muchos feminismos

El #8M recorre el mundo y ahí vamos. Siguiendo la estela del paro más grande del mundo decidimos contactarnos con amigues viajeres, residentes y habitantes en distintas latitudes para hacer públicas sus experiencias. Juliana y Evelina cuentan cómo vivieron el Primer Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan en México junto a las compañeras zapatistas.

perdimos a una más

El #8M recorre el mundo y ahí vamos. Siguiendo la estela del paro más grande del mundo decidimos contactarnos con amigues viajeres, residentes y habitantes en distintas latitudes para hacer públicas sus experiencias. Mientras Natália escribía sobre el 8M en Río de Janeiro, Marielle Franco, negra, favelada, lesbiana y feminista, fue asesinada. Entre lágrimas cambió su texto para dar visibilidad a esta gran e inesperada pérdida.

urgentemente aborteras

El #8M recorre el mundo y ahí vamos. Siguiendo la estela del paro más grande del mundo decidimos contactarnos con amigues viajeres, residentes y habitantes en distintas latitudes para hacer públicas sus experiencias. Luciana es integrante de Socorristas en Red y relata cómo, el pasado 8M, salieron emperifolladas cantando consignas aborteras por las calles.

la vida que nos inventamos

El #8M recorre el mundo y ahí vamos. Siguiendo la estela del paro más grande del mundo decidimos contactarnos con amigues viajeres, residentes y habitantes en distintas latitudes para hacer públicas sus experiencias. Desde Rosario, Bernarda y Luciana escriben a cuatro manos una crónica en la que reflexionan sobre su devenir feminista y la invención cotidiana de una vida nueva.

en esta cuerpa colectiva cabemos todas

El #8M recorre el mundo y ahí vamos. Siguiendo la estela del paro más grande del mundo decidimos contactarnos con amigues viajeres, residentes y habitantes en distintas latitudes para hacer públicas sus experiencias. Mariela vive en Brasil hace veinte meses y derriba algunos mitos sobre el cuerpo en las calles con las otras de San Pablo.

esos machos museos

El #8M recorre el mundo y ahí vamos. Siguiendo la estela del paro más grande del mundo decidimos contactarnos con amigues viajeres, residentes y habitantes en distintas latitudes para hacer públicas sus experiencias. Daniela nos relata cómo es laburar en un museo atravesada por la precariedad de las políticas culturales públicas, el machismo y, gracias a la fuerza creciente de los feminismos, por el enorme 8M.

el pelaje de mi cuerpo

El #8M recorre el mundo y ahí vamos. Siguiendo la estela del paro más grande del mundo decidimos contactarnos con amigues viajeres, residentes y habitantes en distintas latitudes para hacer públicas sus experiencias. Ana Clara viajó el mismo 8M a Montevideo y se sumó, dando saltos, a la marcha que venía al son del candombe.